ECONOMÍA EN LA ANTIGUA ROMA


El comercio romano fue el motor que condujo a la economía de finales de la República y principios del Imperio.
La economía del Imperio Romano, especialmente en la época de su mayor esplendor , entre el siglo I y el siglo III a.C ,
sufrió un gran desarrollo que se puede explicar por varias causas:
  • Supieron reunir las aportaciones técnicas de Oriente y Occidente ,y aplicarlos a cada uno de los oficios.
  • En el interior de su enorme imperio, se encontraban zonas donde cuyos productos se podían intercambiar.
  • Se produjo un largo período de Paz, lo que permitió el desarrollo del comercio.


Tanto la lengua como las legiones, fueron apoyadas por el comercio. Los romanos eran hombres de negocios y la
longevidad de su imperio se debió a su comercio, aunque ni el senado ni sus familias podían dedicarse a él.
Los plebeyos y las personas libres tenían tiendas o atendían puestos en los mercados mientras grandes cantidades
de esclavos hacían todo o casi todo el trabajo duro. Además, estos, eran objeto de transiciones comerciales.

roma


La economía de Roma, estaba basada en la explotación de materias como el grano, el aceite o el vino y que generaba
beneficio de las provincias conquistadas por el imperio. César prohibió la circulación de carros y mercancías para acabar
con el caos de comerciantes. Estos, anunciaban sus productos, así pues, el mercado era un centro social donde eran
ofrecidos a un grupo de personas que habitaban en los dominios imperiales.


Carmen Serrano, Marta Toro y Luz Marina Rodríguez (1ºESO A/B)